miércoles, 25 de agosto de 2010

Tarot






















¿Qué pasa si uno se encuentra en la situación de Juan Carlos, el protagonista de Boquitas Pintadas de Manuel Puig? Llegás a un campamento gitano y una gitana te tira las cartas. Mientras las va dando vuelta te dice: "la Sota de Espadas, mirala como tiene la mano suelta, te va a dar algo, pero cuidado porque está patas para arriba, envuelta en ese trapo bordado de oro que tiene, es un trapo colorado, pero fijate: a las mangas se les ve el forro violeta para un velorio...". (Manuel Puig, 1968)
Si en lugar de salir todo lo bueno que esperábamos, sale todo lo malo, ¿qué hacemos? ¿Entramos en pánico? ¿Convocamos a los ángeles protectores con un filtro? ¿Seguimos al pie de la letra la profecía? ¿Nos declaramos escépticos y nos calzamos el saco del libre albedrío?